Páginas

viernes, 19 de mayo de 2017

DESAFIO EL CALAR DEL RIO MUNDO- 65K - 3.800 D+

                                   


Vuelta a Riópar, pero esta vez para participar en la prueba de 65k en vez de la de 105k que ya hice el año pasado. Creo que me vendrá mejor esta distancia para preparar el GTP que haré en Junio y tampoco había entrenado para afrontar una carrera mas larga y dura (con perdón) con garantías. En esta ocasión mi familia me acompañaría, por lo que  tendría algo mas de motivación al saber que estarían en algún avituallamiento apoyando y en la meta.
El sábado tras instalarnos en el hostal nos vamos a hacer un poco de turismo, recoger el dorsal y disfrutar del ambiente por el pueblo. Ya por la tarde, tras ver la salida de la prueba "larga" en la que participa mi compañero Johan y Eliseo, un amiguete que ha venido desde Sevilla, nos volvemos al hostal a cenar y decido quedarme a dormir allí con la familia (yo tenía reservado también un albergue mas cerca ya que en principio iba a venir solo).

Madrileño, sueco y sevillano.
3:45 a.m. me levanto, me visto de faena y bajo al hall del hostal para ver si algún corredor de los que también se alojan aquí puede acercarme en coche a la salida y ahorrarme el paseo de 2 km a 3º que hace a esa horas. Se ofrecen varios y al final me voy con mis vecinos de habitación (gracias chicos).
Estoy esperando a la salida (con perdón) dentro de un bar, llevo únicamente una camiseta corta con manguitos y un cortavientos y estoy muerto de frío, lo ideal para el resfriado que tengo desde hace una semana. Saludo a algún amigo,  pongo   el gps de la organización en marcha y puntualmente a la 5 a.m. con una mascletá nos ponemos a correr.
Un poco de callejeo por el pueblo y enseguida cogemos un camino adentrándonos en la oscuridad. Mi estrategia la tengo clara, ir a un ritmo muy cómodo y reservándome para las subidas y sobre todo para la parte final, la mas dura de la carrera. Pasamos por un casas, cruzamos un riachuelo y empezamos la primera subida en la que no saco los bastones ya que no es demasiado dura. Una vez arriba amanece y con unas bonitas vistas comienzo a bajar hacía los Chorros del Río Mundo. Tras esta primera bajada fácil, pasamos por los Chorros y enlazamos con una pista.

En los Chorros, recién amanecido.
Aquí coincido con un par de corredores a los que les tengo que indicar el camino (no encontraban una baliza y yo me lo conozco bien ya que he pasado en tres carreras por aquí). Uno de ellos me pide agua llevando solamente un pequeño bidón, se la doy y le digo que el avituallamiento está a solo 2 km., y que intente conseguir otra botella ya que si no, lo va a pasar mal, sobre todo en la última parte. Dejamos un bonito sendero y volvemos a la pista. Cruzamos una carretera y en poco tiempo llegamos al avituallamiento a los pies del Padroncillo, la siguiente subida.
Relleno bidones y me preparo. Está subida me trae malos recuerdos, el año pasado lo pasé francamente mal y comienzo a subirla con tranquilidad, pero enseguida me doy cuenta de que esta vez me parece hasta fácil y tiene su lógica, el año pasado llevaba ya 80 kms en mis piernas y ahora llevo solo 15, así que sin apenas darme cuenta estoy ya cresteando y comenzando otra bajada.
Llego al avituallamiento del Campamento San Juan, relleno bidones y me marcho comiéndome medio sandwich. Empiezo a correr y alguien me llama, es el chaval al que le dí agua que me saluda a lo lejos. Tras una bajada muy corrible se llega a una pista, giro a la izquierda y se empieza a subir cómodamente. Alterno correr con caminar hasta que se deja la pista y se empieza a subir por un sendero en dirección al Picayo, el primero de los tres picos que hay en esta subida. 


Paso para subir al Picayo
Pasando el paso.

Bastones y con paciencia voy ascendiendo hasta llegar a la parte final donde hay tramos en los que hay que ayudarse con las manos y donde las vistas son espectaculares. Aquí recuerdo que el año pasado había neveros en la cima pero este año no,  la prueba es un mes mas tarde y hace mas calor. Tras coronar el Padrón y después la Sarga comienza una bajada algo complicada al principio por haber piedras sueltas pero después se vuelve a coger un tramo de pista. 
El perfil me indica que es todo bajada hasta casi llegar a Riópar Viejo donde estará mi familia esperando, hago cálculos y les llamo diciendo que llegaré sobre las 13:30. Se deja la pista y comienza un sendero hacia arriba??, miro el perfil y no veo esa subida pero las balizas me indican que voy bien llegando en poco tiempo a una zona bastante complicada donde hay que subir por unas cuerdas. Me quejo de esta sorpresa a un par de simpáticas y guapas voluntarias que hay controlando ese paso entre rocas y vuelvo a la pista tras bajar unos metros por un bonito sendero.

El paso entre rocas.

El bonito sendero.
Voy vestido según salí y hace ya bastante calor así que cuando llego a un avituallamiento en mitad de esta bajada, tras rellenar bidones aprovecho también para cambiarme y ponerme mas "fresco". 


Más fresquito en busca de Riópar Viejo.
En esta parte se ven mas corredores ya que coinciden las 3 carreras (105, 65 y 45), nos vamos cruzando y saludando. Veo a un chaval delante de mi que va andando demasiado lento, al adelantarle, sin dejar de correr le pregunto si está bien, él no me contesta, solo hace un gesto poniendo un dedo de su mano hacia arriba y como el dedo que ha puesto ha sido el pulgar y no el corazón entiendo que me dice que va bien (aunque no lo parece). Ya se ve cerca Riópar, voy con un grupito de corredores en el que reconozco a uno, el año pasado coincidí con él cuando coroné la Sarga donde estaban los neveros. Este año repite en la de 105k que no pudo terminar por problemas de la organización
Cruzamos una carretera y empezamos la corta y dura subida a Riópar primero por camino y luego por un estrecho sendero. Miro el reloj y son exactamente las 13:30, la primera vez que llego puntual a un sitio....Una vez arriba veo a mi pequeña Claudia que viene corriendo a saludarme (pero sin tocarme que vas sudando,me dice). El resto de mi Women Team están al lado a la sombrita sentados. 
Con mi guapa asistente.
Mi Women Team.
 47 km en 8h30, no está mal para haber ido reservando y pasándome gran parte moqueando. Me quedan 18 km, los mas duros y comento a mi Team que si todo va bien llegaré a meta en 3h 30 - 4 horas (mas o menos lo que hace todo el mundo) y si no va tan bien me iré a las 5 horas. Estoy sentado en el avituallamiento donde mi guapa asistente me cuida. Me obligo a comerme un sandwich y tras 15' de descanso relleno bidones y sigo camino.

Avituallándome muy bien acompañado.
Bajamos de Riópar Viejo por el lado contrario de la llegada, cruzamos una carretera y tras un pequeño tramo de camino empezamos una senda ascendente.



Mi paso por Riópar Viejo.
 De momento el desnivel no es muy pronunciado y mi ritmo no es malo. Se me pone a rueda un corredor, resulta que es el chaval que adelanté y me hizo el gesto con el dedo (veo que se ha recuperado). El calor empieza a pegar fuerte y el desnivel empieza a cambiar ( a peor). En dirección contraria bajan dos personas que no son corredores, al pasar le comento a mi temporal compañero si he visto bien o me está afectando el calor y  me comenta que no ha sido una alucinación, que uno de los dos hombres que ha pasado llevaba una minifalda (era como una falda escocesa pero mini ).La verdad es que tenía bonitas piernas....

Empiezo a pasarlo un poquito mal, no me apetece ni siquiera beber notándome el estomago algo cerrado. Tengo comprobado que a mi me va mejor el comer únicamente cuando tengo hambre y no ir haciéndolo regularmente ( sin ganas) y en esta carrera no lo he hecho así, quizás esto me este afectando. Estoy en el km.53  en mitad de la subida a la Almenarilla y después me queda la Almenara, tela !. Ralentizo el ritmo y empiezo a hacer pequeños descansos a la sombra de algún árbol. Varios corredores van haciendo lo mismo y vamos coincidiendo "cediéndonos" la sombra. Hago una nueva parada donde ya hay un corredor sentado, nos miramos y me comenta que ha leído mi última crónica de Andorra. Me quedo sorprendido, no solo de que alguien lea mi blog ( se ve que es un chaval inteligente) sino de que me haya reconocido, me dice también que me vió ayer por el pueblo con mi amigo sueco (Johan) que corre habitualmente conmigo y que nos ha reconocido por las fotos que pongo en el blog. Charlamos un ratito sobre la dureza de ciertas carreras y seguimos la dura ascensión. Estoy casi arriba pero aún queda la parte mas dura, una subida por rocas con bastante inclinación y me paro en otra sombra a recuperar fuerzas. Aquí hay otro corredor murciano que reconoció mi camiseta de la Mitic (en Riópar Viejo) y resulta que ha coincidido conmigo en Andorra dos años,una haciendo mi carrera y otra haciendo la Ronda (este año vuelve ya que no la terminó el pasado), el mundo es un pañuelo.
Tras un breve descanso por fin corono. Ahora hay una especie de cresteo por un lateral hasta llegar a otra corta pero dura subida. Poco a poco me voy recuperando. Otra vez voy por un cresteo lateral acercándome lentamente a la Almenara que se ve al fondo. Estoy a los pies de la última subida, es corta pero con bastante inclinación. Desde ahí se ve el avituallamiento al otro lado, al fondo, pero primero hay que subir. Me encuentro con un corredor que no va bien y me pide agua, me dice que si puedo avisar para que suban a por él, que está mareado. Le digo que no se preocupe y que se siente e intento ir hacia el avituallamiento desde ahí pero hay una especie de cortado y no se puede pasar, la única forma de llegar es primero hacer la subida y bajar por un lateral. Le vuelvo a dar agua a él y a otro corredor de la de 105 que acaba de llegar a nuestra altura. Me quedo un rato con él mientras el otro corredor empieza a subir y nos avisa diciendo que no hay que llegar hasta el final de la subida. Nos ponemos en marcha y comenzamos el lento ascenso que casi se hace mejor gateando. 
La almenara.
No pierdo de vista al compañero hasta que empezamos la bajada y llegamos por fin al avituallamiento. De lo que tienen solo me apetece fanta de naranja y mientras la estoy bebiendo, el corredor que se iba a retirar, de pronto se pone en pié con un grito y sin decir nada mas sale corriendo por un sendero hacia abajo, ¡ Ostras !, pues si que se ha recuperado bien....
Cuando voy a empezar a bajar yo por ese sendero me encuentro sentado al compañero que me reconoció de mi blog comentándome que lo ha pasado mal y que incluso ha vomitado pero que ya se encuentra mejor. Le doy ánimos diciéndole que lo que queda es cuesta abajo, me acerco a mirar su nombre en el dorsal y le digo que saldrá en esta crónica ( ves Salva?).
Quedan unos 8 kilómetros en bajada y calculo que me llevará sobre una hora llegar a meta. Estoy practicamente estoy recuperado y bajo a buen ritmo por ese bonito sendero. Salgo a una pista donde alcanzo al otro corredor al que le di agua, nos saludamos y sigo la bajada incrementando algo el ritmo. Veo el cartel de 2 kilómetros a meta pero no veo el pueblo aún, salgo a un camino llegando a unas casas, atravieso por unos huertos y de nuevo a un camino.
Cartel de último kilómetro pero se sigue sin ver el pueblo solo unas casas al fondo. Aviso a mi Team en meta de que estoy a punto y llego por fin a una calle asfaltada. Giro a la izquierda después a la derecha y bajo por una calle viendo al fondo la plaza de meta y a mi pequeña esperándome, ¡ qué alegría!. La cojo de la mano y hacemos los últimos metros juntos ....., lo mejor de la carrera sin duda.




Recogemos mi medalla, saludo a algún corredor con los que compartí carrera y tras una cervecita, a ducharse y a casa.






viernes, 31 de marzo de 2017

PERIMETRAL DE BENISSA - 42 K - 1.965 D+

                        Perimetral de Benissa (42km - 1.965 D+ )

Mirale que contentillo.

Bueno, viendo la foto de arriba ya sabéis el resultado y que la carrera no fue mal, si bien he de decir que no salió todo como esperaba y que ha sido el trofeo que mas me ha costado conseguir, con unos últimos kilómetros muy "difíciles" en una carrera muy bonita y muy bien organizada.


Conocía esta prueba desde hacía tiempo cuando era de 63 km y siempre había querido hacerla. Este año me cuadraba por fechas y me inscribí eligiendo el maratón ya que no me veía preparado para la prueba de 72 km., supongo que la habría acabado pero sufriendo mas de lo necesario y a mi me gusta sufrir lo justo.

Me levanto a las 5 am y tras un trayecto de aproximadamente 1h:40' llego a la bonita localidad de Benissa. Aparco en una especie de mirador y antes de acercarme a por mi dorsal contemplo las bonitas vistas justo cuando está amaneciendo.

Preciosas vistas. Al fondo el Peñón D'Ifac

Preciosas vistas también.

Una vez preparado y vestido para la ocasión, busco a la salida (con perdón) y localizada me siento tranquilamente a su lado en la terracita de un bar a esperar pacientemente el comienzo de la carrera.

Empieza a haber ambientillo.

Encontré la salida.


Me introduzco en el corralito, me hacen una foto y a las 8 am. todo el mundo a correr. 

Se empeñaron en hacerme la foto y no voy a decir que no.

Comenzamos. A la derecha casi en la esquina se me ve una pierna.

Un poco de callejeo por el pueblo y salimos de el en dirección al monte. Transitamos por el extrarradio cruzando zonas asfaltadas, caminos, huertos, una carretera por debajo metidos por una gran cañería y poco a poco nos vamos adentrando en la sierra. Por delante se han formado dos grupos de unos 20 corredores cada uno, yo voy en el segundo y mi ritmo es bastante cómodo. No me he marcado un objetivo claro en esta carrera aunque me gustaría volver  a hacer podium y llevarle a mi niña otro trofeo que tanta ilusión le hace.

Primeros kilómetros y muy contento.

Había  mirado algo por encima el perfil y recordaba que dentro de los primeros 30 kilómetros estaban las dos subidas "grandes" de la prueba y después ya todo era fácil con otra pequeña subida y bajada hasta meta ( la realidad es que pasado el 30 había 3 subidas mas, cortas pero duras). Las "grandes" subidas no parecían muy duras y decidí salir sin bastones, decisión de la que no llegué a arrepentirme a pesar de lo mal que lo pasé en los últimos 13 kilómetros.
El recorrido transcurre gran parte por un GR y aunque se va por un sendero, el camino no es fácil ya que está todo lleno de piedras que hacen que no puedas correr con comodidad. La primera "gran" subida la hago sin ninguna complicación no echando en falta los bastones en ningún momento. Ya arriba unos segundos de descanso para admirar el paisaje, hacer alguna foto y a continuar. 

Vistas desde la primera de las subidas.

No lo puedo evitar, lo siento.

Bajada técnica  bastante inclinada en continuo zig zag y con abundantes piedras por lo que tienes que ir muy concentrado. Paso el control del km.14,5 en 1h30, 30 general y 1º de mi categoría (los tiempos y posiciones los supe después). Ahora nos adentramos en una especie de barranco corriendo por un sendero que está en una de sus paredes, el paisaje que se ve es precioso. Nos vamos adentrando mas y mas por esta zona, primero en ligera subida y después bajando hasta que se conecta con la segunda "gran" subida. 

Dentro del barranco. Corríamos por el sendero que se ve a la izquierda.


Esta es algo mas dura que la anterior pero también la subo sin demasiado dificultad. Arriba un poco de cresteo e iniciamos la bajada. Las numerosas piedras siguen estando ahí dificultando mucho el correr dando algún que otro traspiés sin consecuencias (lo de la uña del dedo gordo ya no tiene solución).
Ahora zona tranquila y corrible que comparto con otros dos corredores. En el trío va un corredor de mi categoría, el que acabó 1º (su aspecto no me hizo sospechar nada, se debe cuidar como yo). Todo va perfecto, sigo yendo cómodo y me siento fuerte,  pero  de pronto empiezo a sentir pinchazos en el gemelo derecho que no me gustan nada y decido aflojar un poco distanciándome unos metros de mis compañeros y deshaciendo el bonito trío (con lo que me gustan).Una ligera subida con mas piedras, un poco de campo a través y llego al control del km.28,6 que hago en 3h28', en 36 general y 2º de mi categoría. 

Aquí estaba ya para pocos equilibrios.

Bueno, ya he pasado lo peor y ahora todo fácil hasta meta, pensaba..., pero no, lo peor estaba por llegar.


Foto sorpresa.


Aquí iba menos contento.

Comienza otra subida, la última pensaba yo, (aún quedaban dos mas) nada complicada que se puede hacer bien caminando. He bajado el ritmo pero los pinchazitos siguen ahora también por el sóleo, buff..., decido no pensar mucho en ello y buscar apoyos suaves. Nueva bajada complicada por las piedras que no ayudan nada, tienes que ir metiendo los pies por los huecos evitándolas o pisando sobre ellas con cuidado. Llevo una pastilla de electrolitos con cafeína y me la tomo por si ayuda en algo pero al rato me empiezo a sentir fatal con pinchazos en el estómago y náuseas.

Una de las bajaditas con piedras.

Comienza otra subida, la penúltima. La temperatura es fresquita (sobre todo a la sombra) aunque también hace bastante sol y estos cambios de temperatura junto a la pastilla que me he tomado creo que no me ha sentado nada bien. Hay momentos en que hasta el calor me está afectando, a mi, que en verano en Murcia me gusta ir con rebequita. 
Voy subiendo como puedo, es una subida corta pero bastante dura y no voy nada fino pero por fin llego arriba. Un pequeño cresteo con las dichosas piedras y la bajada, complicada, empinada (con perdón), en zig zag y con mas piedras. Tengo algún que otro susto y decido tomármela con tranquilidad ya que quiero llegar con todos los dientes.
Ya abajo hay un pequeño tramo por camino sin dificultad en el que me recupero algo y sintiéndome algo mejor del estómago encaro ahora si, la última subida de la carrera.
En el sóleo derecho ya me noto una pequeña contractura y si el terreno se complica y tengo que forzar me dan amago de calambres en las dos piernas e incluso se me agarrotan los dedos de los piés. Intento ir subiendo con cuidado pero con tantas piedras es very difficult. En mitad de la subida me adelanta una chica, ostras....,!! a ver si puedo seguirla..., pero no, a pesar de la motivación extra por las "vistas" mis piernas no dan mas de si y sigo con mi paupérrimo ritmo. Aquí me adelantaron varios corredores mas.
Una vez arriba parece que me recupero algo, intento correr pero  cuesta, ya que, aunque el terreno es llano sigue lleno de piedras y el ir esquivandolas o saltando sobre ellas no ayuda a mis "bonitas" piernas.
Por fin un camino decente donde correr mas "relajado" y llego a un cruce donde hay un poste con señalización del GR que dice que estoy a tan solo 3,6 km. de Benissa, joer que bien!!. Corro como puedo esta parte y llego a un avituallamiento donde pone que la meta está a 7km.???, ya me extrañaba a mi. Relleno algo de agua y salgo caminando comiendome un plátano, mi primera comida del día. Al fondo por fin se ve ya Benissa, voy por un sendero y según mis cálculos soy tercero (iba segundo). Un par de corredores me piden paso que cedo amablemente y al pasarme me doy cuenta de que uno de ellos por su aspecto parece de mi quinta (aquí acerté), Joer !!!., no se lo voy a poner fácil y subo el ritmo lo que puedo para que no se me vayan manteniéndome cerca pero (un pero bueno) se paran a echarse reflex y les adelanto justo unos metros antes del cartel de 5km a meta. Dejo el sendero y salgo otra vez al extrarradio de la ciudad corriendo ahora por una pequeña carretera distanciándome mas de mis perseguidores. Campo, caminos, carreteritas..., poco a poco me voy acercando a mi destino cruzándome con gente que anima. Voy ya muy justo de fuerzas e intento mantener el ritmo que llevo. Mis piernas de momento aguantan.
Atravieso otra vez la carretera por una cañería que pasa por debajo y empiezo una pequeña subida por camino que me dejará a las puertas del pueblo. Voy ya tieso, troto esta subida y justo cuando llego al último repecho me da un calambre en la pierna izquierda desde la planta hasta el muslo que me deja clavado. Estoy a menos de un kilómetro de meta, intento moverme y me da otro latigazo, espero un par de segundos y empiezo a caminar lentamente haciendo estos últimos metros como Chiquito. Miro atrás y tengo 300 metros de margen con mis perseguidores relajándome un poco. Entro en Benissa y un policía me anima diciendo que ya no queda nada, eso sí, la meta está al otro lado del pueblo y ahora toca subir unas escaleras. Las subo, que remedio y a pesar de tener las piernas para un transplante comienzo a correr con un ritmo decente por las estrechas calles del centro. A esa hora hay mucha gente paseando o en terrazas tomando algo y todos te animan al pasar, agradeciéndoselo tímidamente (yo es que soy muy cortao). Recta de meta con público a los lados, animando y aplaudiendo...
Y entro en 5h43'47", 51 de la general y para mi sorpresa 2º de mi categoría.


Mi llegada y entrada en meta.
Cansado, dolorido pero contento.
A Daniel, Feliz Cumpleaños hijo.

Una vez finalizada la prueba y tras cambiarme en el coche (aquí sufrí mas que en la carrera por las posturitas) volví a la zona de meta a comer algo, beber mas y a esperar la entrega de trofeos.

Barbacoa post carrera.

La animada zona de meta.


Waiting al sol la entrega de trofeos.

Zona de comida y entrega de premios.




lunes, 20 de marzo de 2017

III NOGALTE TRAIL EXTREME - 24,3 KM - 1.101 D+

                             III NOGALTE TRAIL EXTREME


Puerto Lumbreras, esta localidad murciana frontera con la provincia de Almería sería mi nuevo destino para participar en la tercera edición de la Nogalte Trail Extreme, una prueba de 24,3 km y 1.101 D+ aproximadamente, con una buena bolsa de corredor, buen avituallamiento post carrera y buen equipo de voluntarios/as.
Llego al Albergue Cabezo de la Jara, lugar de la salida (con perdón), casi con una hora de antelación, recojo el dorsal, me cambio y espero pacientemente a que llegue la hora de salir. Mientras estoy por allí vuelvo a encontrarme con Esther Sánchez y busco sin éxito a los hermanos Jesús y Fernando que iban a participar en la carrera "corta".

Poniendo todo a punto.

Recogida de dorsales.

Algunos calentando (yo lo hago en carrera).

Puntualmente dan la salida. Rodeamos el Albergue, un poquito de asfalto y a correr por el campo. No tengo ni idea de como es la carrera, no he visto ningún perfil y sobre el desnivel pregunté minutos antes de salir. Según se ve el paisaje tiene pinta de que va a ser del tipo rompe piernas, con  muchas subidas y bajadas cortitas aunque por ahí también se divisa alguna subida mas larga. 

Al fondo se ve la subida "gorda".

La salida (con perdón). No me busqueis que no se me ve.

Los primero metros. Aquí si se me ve.

Vuelvo a salir con un ritmo cómodo/alegre y llevo por detrás a Esther (mi referente cuando coincido en carreras con ella) , si voy cerca, voy bien. Mi objetivo aquí es hacer un buen entrenamiento de calidad de cara a la Perimetral de Benissa que será mi siguiente carrera en 15 días y bueno, si cae algún podium mejor. 
Como imaginé voy alternando subidas con bajadas entretenidas y de momento todas corribles. Llevo un buen ritmo adelantando de vez en cuando a algún corredor. Dejamos estos entretenidos sube bajas y comienza una subida de las que se hacen andando. Es una subida larga pero no llevamos muchos kilómetros y la hago bastante bien, además esta zona tiene mejor paisaje. Bajada bonita por senda en la que me adelanta un corredor que por sus aspecto yo diría que compite directamente conmigo, no pasa nada, yo a lo mio, voy algo fuera de mi zona de confort y no pienso apretar. Ahora bajamos por una entretenida rambla con bastantes piedras y en mitad de ella justo cuando estoy alcanzando al corredor que me adelanto antes empiezo a sentir un dolor en el costado derecho, flato??, no puede ser..., yo pensaba que el flato ya lo habían erradicado hace años,..., joer y ahora que hago?. Aflojo un pelín y termina la bajada enlazando con otra subida, "la gorda" comentó mi compañero. Nos hemos unido a otros 3 corredores de los cuales sospecho que dos están en mi categoría (hasta el final no supe que eran de otra, pero es que la gente se cuida poco y me confunden) y llegamos juntos a un avituallamiento en el que yo no paro (ellos si). 

Avituallamiento al inicio de la subida "gorda".
Esta subida también hay que hacerla caminando y transcurre por una especie de senda de piedra con una especie de escalón cada poco metros, por cierto, el flato según vino se fué. El desnivel es bastante mas pronunciado y a pesar de ir sin bastones no lo hago mal, pero claro solo llevamos 10 kilómetros, según  otro corredor que va a mi lado. Mi ritmo hace tiempo que dejó de ser cómodo, está carrera es más exigente con tantos sube bajas y voy mas forzado pero bien. Termina la ascensión y senda otra vez alternando subidas y bajadas, aquí se empiezo a ver a alguno de los participantes de la prueba de senderismo que te van cediendo el paso. El final de una bajada llega a una carretera asfaltada que se toma hacia la derecha, es cuesta arriba y me obligo a hacerla corriendo aunque mis fuerzas empiezan a ir justas.

La carretera asfaltada.

Se deja la carretera y me meto en una ancha rambla con algo de arena en ligera bajada. Intento mantener un buen ritmo, he hecho mis cálculos según he ido adelantando a corredores y quizás pueda ser tercero ( si no me adelanta nadie). 

La arenosa rambla.
En esta rambla se van viendo a mas senderista y un voluntario me confirma que aún quedan dos subiditas y unos 4 kilómetros para meta. La primera de las subidas no es gran cosa y decido subirla trotando aunque gaste las pocas fuerzas que me queden. Una  bajada para recuperar y otra rambla con arena en falso llano que me deja a los pies de la última subida, muy corta pero dura. En la mitad me da por mirar hacia atrás y veo casi pegado al los dos corredores sospechosos, ¡ joer , que me pillan !, troto el resto de la subida llegando a una carretera y justo ahí me dicen que la meta está a solo 200 metros. ¡¡ A apretar !!. Voy subiendo por esa carretera pero el recorrido es por una senda que va paralela entre unos árboles, así que de un salto me meto en ella dando el susto de su vida a un senderista. Acabo con la subida y con mis fuerzas y tras unos últimos metros en bajada por carretera entro en meta con un tiempo de 2h 42' 21". 
Me cambio y  espero los resultados junto a Fernando y Jesús (1º de su categoría) tomando  unas cervecitas. Al final quedé 2º de mi categoría y 33 de la general, sorprendido, cansado pero contento.

En el podium posando junto a mi premio (la copa).

Recién llegado, con Fernando y Jesús.


Hidratándome convenientemente en la zona de meta.
A estos dos no les conozco.

Los premiados.